Welcome Back / Bienvenidos de Nuevo / Sugerencias o/y Aclaraciones pueden escribirnos a: comolosdeberea@hotmail.es o/y mcilids@hotmail.es “Nunca es mayor el hombre que cuando se halla en comunión y contacto con Dios” Martyn Lloyd-Jones ----- O ----- “El Evangelio es sólo buenas noticias cuando entendemos las malas noticias.” R.C. Sproul ----- O ----- “En la obra de Dios hecha en la voluntad de Dios nunca falta la provisión de Dios.” Hudson Taylor ----- O ----- "Aquellos predicadores que se rehúsan a hablar del pecado no tienen base para esperar que el Espíritu de Dios esté obrando entre ellos para llevar los hombres a Cristo." PAUL WASHER ----- O ----- La mayor evidencia de nuestra fe: “Aunque Él me mate, en Él esperaré." (Job 13:15) Oswald Chambers ----- O ----- El "evangelio" de la salud, la riqueza y la prosperidad se traga la belleza de Cristo con la belleza de sus regalos y convierte estos regalos en ídolos JOHN PIPER ----- O ----- “En el Día del juicio, tus oraciones y lágrimas no tendrán valor. Ellas no te servirán, el Juez no será conmovido: porque tú no le oíste cuando te llamó; sino que le despreciaste a Él y a sus ministros, y no dejaste tus iniquidades… Tú puedes decir que esto es entusiasmo y locura; pero, en aquel gran día, si tu no te arrepientes de tus pecados aquí, encontrarás que tus propios caminos eran locura” George Whitefield ----- O ----- "¿Qué lujuria es tan dulce y provechosa que valga la pena quemarse en el infierno por ella?" WILLIAM GURNALL ----- O ----- "Las ovejas pueden caer en el lodo; los cerdos se revuelcan en él." CHARLES H. SPURGEON ----- O ----- "Dejemos que la Biblia, toda la Biblia, y nada más que la Biblia, sea la regla de nuestra fe y práctica." J. C. Ryle ----- O ----- “Sólo hay dos clases de personas coherentes: los que gozan de Dios porque creen en Él y los que sufren porque no le poseen.” BLAISE PASCAL (1623-1662) ----- O ----- "Si tuviéramos que predicar a miles de personas año tras año, y nunca rescatar a nadie salvo un alma, aquella alma sería una recompensa completa por todo nuestro trabajo, porque un alma es de valor incontable." CHARLES H. SPURGEON. ----- O ----- “A menudo pensamos en la santidad como renunciar a los placeres del pecado por una vida digna y aburrida. Pero la santidad significa reconocer que los placeres del pecado son vacíos y temporales, mientras que Dios nos invita a disfrutar de placeres extraordinarios, verdaderos, plenos y ricos que duran para siempre.” TIM CHESTER ----- O ----- "La predicación del Evangelio siempre será locura a toda cultura. Cualquier intento de quitar la ofensa disminuye el poder del Evangelio." PAUL WASHER

miércoles, 2 de febrero de 2011

3 Maneras de Obtener lo Máximo de un Sermón


3 Maneras de Obtener lo Máximo de un Sermón

El tiempo vuela.

No sólo ha pasado 2010 y se ha ido, sino que ya lo hemos dicho "adiós" a enero y rápidamente estamos devorando febrero.

Cristiano, piense en esto por un momento. Cinco domingos han pasado este año ya, y para muchos de ustedes, son dos sermones cada domingo. En total, la probabilidad es alta de que usted ya haya oído diez sermones en 2011.

Piense en esos diez sermones pasados.¿Qué le enseñado Dios?¿Cómo ha sido alentado, desafiado, corregido, exhortado, refrescado? ¿Puedes recordar los pasados diez sermones?

*******

Si su mente esta en blanco mientras está tratando de pensar en volver a un sermón desde el último domingo entonces tienes un problema, y usted no está solo. Sin embargo, la respuesta a este problema no es poca predicación. La respuesta probablemente no es una mejor predicación.

Entonces, ¿qué?

Aquí les ofrecemos 3 maneras de obtener el mayor provecho de un sermón, y como la mayoría de las cosas que pasan a través de mi materia gris, probablemente no originales para mí.

 

Preparación


  • Tómese el tiempo en la noche del sábado (o el domingo por la mañana) para leer el texto del sermón. Considere lo que el texto está diciendo y escriba cualquier pregunta que tenga.

Si el texto del sermón no está disponible tal vez pregunte a su pastor por correo electrónico o lo imprima en el boletín semanal.

  • Ore y pídale a Dios que le ayude a oír la Palabra predicada, entender la Palabra predicada, y aplicar la Palabra predicada.
  • Tenga su ropa lista antes de ir a la cama, junto con cualquier otra cosa que necesite antes de salir para la iglesia (la Biblia, etc.) Tome todo el estrés de la mañana del domingo como sea posible. Puede ser difícil. Tengo tres niñas menores de 4,5 años de edad.

 

Concentración


  • Tome una decisión consciente antes del sermón comience a escuchar realmente a la Palabra predicada.

Note la exhortación de Newton de como no escuchar un sermón.

John Newton escribió una carta brillante sobre cómo sacar provecho de sermones [Works, 1:224-225]. En primer lugar, Newton explica cómo se debe escuchar los sermones:
Como lector, usted tiene derecho a probar todas las doctrinas por la palabra de Dios, y es su deber hacerlo así. Los ministros fieles le recordarán de esto: ellos no quieren que usted tenga una obediencia implícita y ciega a lo que dicen, a su propia autoridad, ni desean que usted deba seguir más allá de lo que tienen que advertir las Escrituras. No se enseñorearán sobre su conciencia, sino que serán ayudantes de su gozo. Premie esta libertad del Evangelio, que le hace libre de las doctrinas y mandamientos de los hombres, pero no abuse de ella por causa del orgullo y el amor propio.
A continuación, Newton explica cómo no escuchar los sermones:
Hay oyentes que se hacen por sí mismos, y no por la Escritura, el estándar de su juicio. No asisten lo suficiente para ser instruidos, como para pasar prueba. Para ellos, el púlpito es el bar en el que el ministro está para tomar su juicio delante de ellos, un bar en el que algunos escapan a la censura de los jueces a la vez tan severos e inconsistentes.
  • Escuche para obtener respuestas a las preguntas que escribió la noche anterior.
  • Tome notas. ¿Cómo progresa el sermón? ¿Cómo se aplica a su vida? ¿Qué nuevas ideas sobre el texto ha notado?

 

Rumia


  • Es decir, piense en el sermón y reflexione sobre lo que ha dicho.
  • Resume el mensaje del sermón en una sola frase. Cuéntele a alguien al tomar café, o en una comida de ese día, o simplemente escríbalo.
  • Revise sus notas el lunes.
  • Ore y pídale a Dios que le ayude en las áreas cubiertas en el sermón, y de gracias a Dios por las verdades que escuchó.
  • ¿Ha respondido todas sus preguntas sobre el texto? Si no, quizá envíe un correo electrónico o llame a su pastor durante la semana. Estoy seguro de que le encantaría saber que usted ha estado considerando el texto y el sermón.

Estos tres consejos no son una ciencia, pero pueden ayudar a prevenir otro diez sermones sin recordar lo que las verdades asombrosas de la Palabra de Dios dicen. Como siempre, siga estos consejos con libertad. Son consejos y principios, no una ley.