Welcome Back / Bienvenidos de Nuevo / Sugerencias o/y Aclaraciones pueden escribirnos a: comolosdeberea@hotmail.es o/y mcilids@hotmail.es “Nunca es mayor el hombre que cuando se halla en comunión y contacto con Dios” Martyn Lloyd-Jones ----- O ----- “El Evangelio es sólo buenas noticias cuando entendemos las malas noticias.” R.C. Sproul ----- O ----- “En la obra de Dios hecha en la voluntad de Dios nunca falta la provisión de Dios.” Hudson Taylor ----- O ----- "Aquellos predicadores que se rehúsan a hablar del pecado no tienen base para esperar que el Espíritu de Dios esté obrando entre ellos para llevar los hombres a Cristo." PAUL WASHER ----- O ----- La mayor evidencia de nuestra fe: “Aunque Él me mate, en Él esperaré." (Job 13:15) Oswald Chambers ----- O ----- El "evangelio" de la salud, la riqueza y la prosperidad se traga la belleza de Cristo con la belleza de sus regalos y convierte estos regalos en ídolos JOHN PIPER ----- O ----- “En el Día del juicio, tus oraciones y lágrimas no tendrán valor. Ellas no te servirán, el Juez no será conmovido: porque tú no le oíste cuando te llamó; sino que le despreciaste a Él y a sus ministros, y no dejaste tus iniquidades… Tú puedes decir que esto es entusiasmo y locura; pero, en aquel gran día, si tu no te arrepientes de tus pecados aquí, encontrarás que tus propios caminos eran locura” George Whitefield ----- O ----- "¿Qué lujuria es tan dulce y provechosa que valga la pena quemarse en el infierno por ella?" WILLIAM GURNALL ----- O ----- "Las ovejas pueden caer en el lodo; los cerdos se revuelcan en él." CHARLES H. SPURGEON ----- O ----- "Dejemos que la Biblia, toda la Biblia, y nada más que la Biblia, sea la regla de nuestra fe y práctica." J. C. Ryle ----- O ----- “Sólo hay dos clases de personas coherentes: los que gozan de Dios porque creen en Él y los que sufren porque no le poseen.” BLAISE PASCAL (1623-1662) ----- O ----- "Si tuviéramos que predicar a miles de personas año tras año, y nunca rescatar a nadie salvo un alma, aquella alma sería una recompensa completa por todo nuestro trabajo, porque un alma es de valor incontable." CHARLES H. SPURGEON. ----- O ----- “A menudo pensamos en la santidad como renunciar a los placeres del pecado por una vida digna y aburrida. Pero la santidad significa reconocer que los placeres del pecado son vacíos y temporales, mientras que Dios nos invita a disfrutar de placeres extraordinarios, verdaderos, plenos y ricos que duran para siempre.” TIM CHESTER ----- O ----- "La predicación del Evangelio siempre será locura a toda cultura. Cualquier intento de quitar la ofensa disminuye el poder del Evangelio." PAUL WASHER

viernes, 8 de abril de 2011

¿Que Hay de Las Lenguas?


¿Qué Hay de las Lenguas?

por Gil Rugh
Indian Hills Community Church, Lincoln, Nebraska

La primera cuestión que debe abordarse en el tema de las lenguas es, "¿Cuál es son las lenguas bíblicas?" El principal defecto en la mayoría de los debates sobre el don espiritual de hablar en lenguas es la falta de consideración de lo que la Biblia dice acerca de la lengua y en lugar de concentrarse en las experiencias de las personas.

A modo de ejemplo, un predicador de televisión publicó un folleto que presenta la definición de las lenguas y las razones para hablar en lenguas. Él enseñó que las lenguas es básicamente un "lenguaje del espíritu" en el que se comunica directamente con Dios. Este "pasa por su mente," y ni siquiera lo entiende a menos que haya una interpretación. Pero ¿Es esa una descripción exacta de las lenguas bíblicas?

A Una Definición Bíblica

La palabra "lengua" se utiliza con frecuencia en la Biblia. Se refiere más a menudo a la lengua física en la boca, pero también se utiliza para referirse a una lengua extranjera.

Apocalipsis 5: 9 describe una escena en el cielo con los santos y los ángeles cantan al Cordero:

"Y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y abrir sus sellos, porque tú fuiste inmolado, y comprados para Dios con tu sangre, de todo linaje y lengua y pueblo y nación. '"

Aquí la palabra "lengua" se refiere obviamente al lenguaje –todo linaje y lengua y pueblo y nación. Gente de todas las diversas lenguas de la tierra han sido redimidos por Cristo.

Apocalipsis 7: 9 dice: "Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas las naciones y tribus, pueblos y lenguas." La palabra para "lenguas", glosa, se utiliza aquí también. En inglés glossolalia es una forma de la palabra, glossa, que significa hablar en lenguas. En Apocalipsis 7: 9 glossa se refiere a las lenguas. Las naciones, tribus, pueblos y lenguas de la tierra están representados.

En Apocalipsis 10: 11 Juan escribe: "Y me dijo: 'Es necesario que profetices otra vez sobre muchos pueblos, naciones y lenguas y reyes." Una vez más, en este contexto “lenguas” obviamente se refiere a diferentes lenguajes terrenales.

Las Lenguas y el Espíritu Santo

Hechos 2 contiene la primera aparición de las lenguas en el contexto de una actividad sobrenatural relacionado con la venida del Espíritu Santo. Hechos 2: 4 dice: "Y fueron todos llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen".

Posteriormente, el pasaje describe la reacción de la multitud en Jerusalén:

“8¿Cómo es que cada uno de nosotros les oímos hablar en nuestra lengua en la que hemos nacido? … 11cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestros idiomas de las maravillas de Dios.” (Hch 2: 8,11-LBLA) .

La palabra glossa, se utiliza de nuevo, pero hay otra palabra que se usa aquí que es significativo en el estudio de las lenguas bíblicas. Examine Hechos 2:6: " Y al ocurrir este estruendo, la multitud se juntó; y estaban desconcertados porque cada uno les oía hablar en su propia lengua.." La palabra traducida como "lengua" es dialecto. En Inglés es "dialecto".

Esta palabra también se usa en Hechos 2: 8: "Y ¿cómo es que cada uno de nosotros les oímos en nuestra propia lengua a la que hemos nacido?"

El punto es que la palabra glossa significa exactamente lo mismo que significa en otros lugares en la Escritura: Se trata de una referencia a un lenguaje terrenal.

El libro de los Hechos explica claramente lo que sucedió en Pentecostés. Una multitud diversa de personas se habían reunido en Jerusalén para la fiesta, cuando de repente un grupo de creyentes se puso de pie y comenzó a "hablar en lenguas". La Escritura explica este fenómeno al indicar que se habla en los idiomas de las personas que estaban allí. Todo el mundo oyó su propio idioma.

El don de hablar en lenguas se evidencia en Pentecostés que fue el acto de hablar en lenguajes que no se habían aprendido o estudiado. El Espíritu de Dios sobrenaturalmente dio poder a los discípulos para hablar en lenguajes terrenales que no conocían. Los extranjeros en Jerusalén que escucharon los discípulos los oyeron hablando en sus propios idiomas. No era un balbuceo. No era un lenguaje celestial. Era un lenguaje terrenal que hablado por estas personas.

Las Lenguas Como una Prueba de la Salvación

Esta fue también la primera aparición del bautismo del Espíritu Santo. Si la lengua se refiere a un lenguaje terrenal en Hechos 2, sería de esperar ver ese modelo en otros lugares también. ¿Existe un patrón similar en otras partes de la Escritura?

Hechos 10 registra la salvación de Cornelio y su familia, que son los gentiles. Mientras el apóstol Pedro les predica, ellos creen el Evangelio, ellos se salvan, ellos son bautizados con el Espíritu, y comienzan a hablar en lenguas.

“43De éste dan testimonio todos los profetas, de que por su nombre, todo el que cree en El recibe el perdón de los pecados.44Mientras Pedro aún hablaba estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que escuchaban el mensaje.45Y todos los creyentes que eran de la circuncisión, que habían venido con Pedro, se quedaron asombrados, porque el don del Espíritu Santo había sido derramado también sobre los gentiles, 46pues les oían hablar en lenguas y exaltar a Dios. Entonces Pedro dijo:” (Acts 10: 43– 46).

Estos gentiles comenzaron a hablar en lenguas en el bautismo del Espíritu Santo. ¿Es este el mismo fenómeno que el registrado en Hechos 2? Hechos 11 proporciona la prueba.

En Hechos 11, Pedro defiende su predicación a los gentiles. Los Judíos en Jerusalén tenían dudas sobre si la predicación a los gentiles era lo correcto. Pedro les dice que Dios se le apareció en una visión y le dio instrucciones. Luego, en Hechos 11: 15 Pedro dice: “Y cuando comencé a hablar, el Espíritu Santo descendió sobre ellos tal como lo hizo sobre nosotros al principio (énfasis añadido).

¿Habían aceptado los Judíos presentes con Pedro en la casa de Cornelio un mero balbuceo como prueba válida de la venida del Espíritu? ¿Qué pasó con los Judíos en Hechos 2? Ellos comenzaron a hablar en otros idiomas terrenales. Pedro dijo lo mismo les sucedió como nos sucedió a nosotros. ¿Que requería eso? Sería necesario hablar en un lenguaje terrenal del cual no había aprendido o estudiado. Un lenguaje terrenal que se describe en Hechos 2 y en Hechos 10.

Las Lenguas Como Factor de Unión

Para comprender la aparición de las lenguas en el Nuevo Testamento, es importante entender el libro de los Hechos como un libro de transición. Hay cuatro ocasiones donde las lenguas se producen en el libro de los Hechos: Hechos 2, probablemente en Hechos 8, Hechos 10 y Hechos 19.

En Hechos 2, los Judíos recibieron el Espíritu y fueron introducidos en la Iglesia. En Hechos 8, los samaritanos creen, se salvan, reciben el Espíritu y son introducidos en la Iglesia. En Hechos 10, los gentiles creen, reciben el Espíritu y son introducidos en la Iglesia. En Hechos 19, los discípulos de Juan el Bautista creen, reciben el Espíritu y son introducidos en la Iglesia.

En cada una de estas ocasiones, el Espíritu viene en una forma especial y manifiesta su venida por el habla de lenguas a un grupo especial de personas. Siempre es en el contexto del ministerio de un apóstol.

La presencia de las lenguas en estos casos sirve para unificar la Iglesia-que se elimine cualquier duda sobre la validez de la conversión. Los Judíos de Hechos 2, se preguntaron si los gentiles debían ser vistos como parte de la Iglesia. Sin embargo, cualquier duda se retiró cuando Pedro dijo: Han recibido el mismo don que tenemos. A partir de entonces, no había duda de que la Iglesia se componían de Judíos, gentiles, samaritanos y los seguidores de Juan el Bautista. Sería una Iglesia unida bajo el liderazgo y la autoridad de los apóstoles. Las lenguas sirven a un propósito muy real.

Las Lenguas Como una Señal de Juicio

El apóstol Pablo se refiere a hablar en lenguas como una señal: “20Hermanos, no seáis niños en la manera de pensar; más bien, sed niños en la malicia, pero en la manera de pensar sed maduros. 21En la ley está escrito: POR HOMBRES DE LENGUAS EXTRAÑAS Y POR BOCA DE EXTRAÑOS HABLARE A ESTE PUEBLO, Y NI AUN ASI ME ESCUCHARAN, dice el Señor. 22Así que las lenguas son una señal, no para los que creen, sino para los incrédulos; pero la profecía es una señal, no para los incrédulos, sino para los creyentes.” (1 Corintios 14: 20-22.).

La cita que Pablo usa es del libro de Isaías. En el pasaje, el profeta Isaías predice el cautiverio del reino del norte de Israel: “11En verdad, con tartamudez de labios y en lengua extranjera, El hablará a este pueblo, 12al cual había dicho: Aquí hay reposo, dad reposo al cansado; y: Aquí hay descanso. Pero no quisieron escuchar.” (Isaías 28:11,12).

Tenga en cuenta el contexto de Isaías 28: 11,12: “POR HOMBRES DE LENGUAS EXTRAÑAS Y POR BOCA DE EXTRAÑOS HABLARE A ESTE PUEBLO”, o como dice Pablo. Él está hablando de los asirios. Los asirios se habían de venir y vencer a Israel. La presencia de la lengua extranjera de los asirios sinendo hablada entre los hijos de Israel será un testimonio de que ellos han sido juzgados por Dios.

En el contexto de 1 Corintios 14, la idea de un balbuceo (un lenguaje no terrenal) es totalmente ajena. El versículo que Pablo cita del libro de Isaías identifica la palabra "lengua" como un lenguaje. La presencia de una lengua extranjera en Israel es un testimonio del juicio de Dios sobre ellos, porque Él había traído a los extranjeros para conquistarlos. En 1 Corintios la presencia de una lengua extranjera que se habla entre los Judíos es un testimonio a ellos por Dios de que están siendo juzgados por su incredulidad y el rechazo del Mesías.

Deuteronomio 28 prometió esto también si Israel desobedecía a Dios: “49El SEÑOR levantará contra ti una nación de lejos, desde el extremo de la tierra, que descenderá rauda como águila, una nación cuya lengua no entenderás, 50una nación de rostro fiero que no tendrá respeto al anciano ni tendrá compasión del niño.” (Deuteronomio 28:49,50).

En Deuteronomio Dios dice a Israel que si lo desobedecen, una nación cuya lengua no entiende será presentada a conquistarlos. En Isaías Dios le dice a Israel que le han desobedecido. Él va a traer una nación (Asiria) sobre ellos cuyo lenguaje que no entenderán. Luego, en 1 Corintios 14, Pablo recuerda a Israel que este principio del juicio se sigue demostrando. La presencia de estas lenguas extranjeras entre los Judíos son de nuevo el testimonio de Dios: "Usted ha sido juzgados por mí, y ahora la bendición es traída a los gentiles." En las Escrituras, las lenguas bíblicas constantemente hacen referencia a los actuales lenguajes de la tierra.

Hay una palabra más que mirar en este debate de las lenguas bíblicas. En 1 Corintios 12:10, cuando habla de los diferentes dones, Pablo escribe:

a otro, poder de milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversas clases de lenguas, y a otro, interpretación de lenguas.

La palabra traducida como "clases" en este versículo es, literalmente, genos. Significa “nacionalidad”, “raza” o “parientes de personas.” Por lo tanto, 1 Corintios 12:10 dice que hay "varias clases de idiomas", o " diversas nacionalidades de lenguas." El mismo uso de la palabra "clases" se refiere a "lenguas" como un lenguaje terrenal.

Lenguas Bíblicas y Lenguas Modernas

Antes de continuar con la validez del "hablar en lenguas" en los tiempos modernos, deberá medirse a la luz de la Biblia. Del estudio de estos pasajes de la Escritura, es obvio que las lenguas eran la habilidad de hablar un lenguaje terrenal que no se había aprendido o estudiado. Ese fue el marco bíblico cuando las lenguas se hablaban. ¿Es bíblico el fenómeno de hoy en día como algunos están afirmando?

El fenómeno de hoy en día no cumple con los criterios básicos de lo establecido en la Biblia. Hoy en día, por lo general consiste de personas balbuceando. Ellos dicen, “Esto es todo. Este es el fenómeno bíblico descrito en el Libro de los Hechos. Esto es lo que sucede cuando el Espíritu Santo, viene a tu vida.”

No. Espere un minuto. Eso no es lo que sucedió en la Biblia. La prueba no está en la experiencia, sino en el escudriñar la experiencia a través de la Escritura.

Las Consecuencias de una Teología sin Escudriñar

Si uno se niega a examinar una práctica a la luz de los criterios específicos de la Escritura, hay una pérdida de base para probarlo. El aceptarla porque alguna sperosna lo experimentan plantea otro problema. ¡La práctica de balbuceo no es única al cristianismo –o incluso al moderno movimiento carismático!

Un hombre llamado William Samaria, un lingüista, ha escrito un libro que examina el fenómeno de las lenguas. Lo estudió en todas las sociedades diferentes. La práctica no es única. Los balbuceos religiosos ni siquiera vienen en el Nuevo Testamento. Este tipo de discurso incoherente a menudo ha sido característico de las religiones no bíblicas. Samaria muestra que hay todo tipo de culturas paganas que el practicaban el balbuceo.

Los mormones también practican el balbuceo de lenguas. Ellos experimentaron como algunos cristianos dicen experimentar. ¿Cómo podría alguien saber qué fenómeno es verdadero y genuino y cual no? ¿Cómo podría saber alguien quien realmente tiene el Espíritu y quien no tiene el Espíritu, si la prueba no es escudriñada a través de las Escrituras?

Otra explicación que se ofrece para lenguas modernas es que lo que se habla es un idioma desconocido. John Sherrill, él mismo un carismático, ha escrito un libro sobre esto. El se esforzó en examinar diversos grupos de lenguas –hablar en grupos –tomando a lingüistas con él, teniendo grabadoras, grabando todo lo que se dijo, a continuación, los lingüistas se sentaron y analizaron lo que se dijo. Ninguno de ellos encontró ningún rastro de un lenguaje. Llegaron a la conclusión de que las personas tienden básicamente a balbucear en sílabas que son nativas de ellos. No existe un marco de base. Por otra parte, no existe una relación de los sonidos y el sentido que les dan. En otras palabras, usted puede tener los mismos sonidos pronunciados en cuatro ocasiones, y contará con cuatro significados diferentes dados a los sonidos en la interpretación que se proporciona en la reunión. Algo que esta obviamente mal! Eso no es un lenguaje normal! Las palabras no tienen sentido y son sólo sonidos. Eso es todo lo que es.

No Hay Evidencia de Lenguas Modernas

El Movimiento Carismático de hoy en día no cumple con los criterios de las lenguas del Nuevo Testamento. El don de lenguas en el Nuevo Testamento fue la habilidad de hablar en un lenguaje terrenal, extranjero que no habían aprendido o estudiado.

No es raro escuchar las experiencias de otros de segunda mano y que van algo así como “Usted sabe que hubo este caso de tal persona no sabía nada de italiano y de repente comenzó a hablar italiano, y la persona que dijo: 'Oye, ¿alguna vez has estudiado italiano? Él dijo: “No” Y él dijo: 'Bueno, usted acaba de hablar en italiano!”

Eso la hace una historia maravillosa, pero es increíble que nunca suceda en la experiencia de primera mano. La gente en el Movimiento Carismático mismo, quienes corren por ahí con las grabadoras tratando de encontrarlo, no lo encuentran. Siempre sucede "por aquí" o "allá". El moderno movimiento de las lenguas reprueba la primera prueba.

Es evidente que el don bíblico de lenguas no está siendo reproducido en la actualidad. Nadie ha podido aportar ninguna prueba concreta de ello. Por supuesto, el Movimiento Carismático de hoy en día se basa en la premisa de que las lenguas son balbuceos, y no es un lenguaje real en absoluto. Sin embargo, este es el resultado de no analizar cuidadosamente las Escrituras para conocer qué lenguas bíblicas fueron antes de aceptar la experiencia de alguien.

¿Puede Dios hacer milagros? Sí que puede.¿Puede Dios sanar a la gente? Sí que puede. ¿Dios sana a la gente? Sí lo hace, pero eso no implica necesariamente que el don de sanidad esté presente hoy en día. Santiago dice que si alguien está enfermo, que llame a los ancianos, que oren por él. Él no dice: "Llamen a alguien que tiene el don de sanidad." Pablo dice a Timoteo, así como en su ministerio fue usado "Toma un poco de vino por el bien de su estómago y tus frecuentes enfermedades." Él no dice: "A ver, Timoteo, permíteme sanarte".

Es importante reconocer lo que la Escritura enseña acerca de los "dones milagrosos." Es conveniente orar por sanidad. Dios sana, eso es sobrenatural y milagroso. Sin embargo, esto no implica que toda persona tiene el don de sanidad: caminar, imponiendo sus manos y se hace. Hay un montón de trucos, un montón de "charlatanería".¿Qué pasa con lo sanadores de fe? Son charlatanes o fraudes.¿Por qué? Debido a que no se pueden medir al estándar bíblico.

Entonces viene la pregunta: “¿Qué está pasando cuando la gente dice que habla en lenguas?”

Una variedad de factores a menudo operan. Hay libros que describen cómo empezar a hablar en lenguas, que inclinen su cabeza hacia atrás, cierren los ojos, abran su boca y empiecen a hacer sonidos, pero no permitas que tu hables en tu propio idioma. Usted hace un sonido y simplemente dejese llevar. Usted puede imaginar lo que sería como en un entorno de la iglesia, con alguien diciendo: "¡Eso es! ¡Ese es el Espíritu. Usted lo tiene!" Pero eso no es el fenómeno bíblico, y si usted está buscando algo que no es bíblico, el diablo se lo proporcionará.

En última instancia, se remonta al diablo. Cristianos crédulos que no tienen cuidado en escudriñar las cosas a través de la Palabra tienden a ser arrastrados a este tipo de actividades. Alguien puede decir: "Conozco a un montón de cosas buenas que sale de ella." Sin embargo, hay que medirlo a la luz de la Palabra.

Es importante tener mucho cuidado de no llegar a ser subjetivo en la búsqueda de la verdad y no negarnos a permitir que la Palabra sea la norma y los criterios para vivir la vida cristiana. Las cuestiones deben ser examinadas cuidadosamente a través de la Escritura. Si una actividad como el hablar en lenguas es bíblico, entonces el creyente debe aceptarlo, pero si no es bíblico, entonces no, gracias.


Traducción: Armando Valdez

What About Tongues?
Copyright © 1991