Welcome Back / Bienvenidos de Nuevo / Sugerencias o/y Aclaraciones pueden escribirnos a: comolosdeberea@hotmail.es o/y mcilids@hotmail.es “Nunca es mayor el hombre que cuando se halla en comunión y contacto con Dios” Martyn Lloyd-Jones ----- O ----- “El Evangelio es sólo buenas noticias cuando entendemos las malas noticias.” R.C. Sproul ----- O ----- “En la obra de Dios hecha en la voluntad de Dios nunca falta la provisión de Dios.” Hudson Taylor ----- O ----- "Aquellos predicadores que se rehúsan a hablar del pecado no tienen base para esperar que el Espíritu de Dios esté obrando entre ellos para llevar los hombres a Cristo." PAUL WASHER ----- O ----- La mayor evidencia de nuestra fe: “Aunque Él me mate, en Él esperaré." (Job 13:15) Oswald Chambers ----- O ----- El "evangelio" de la salud, la riqueza y la prosperidad se traga la belleza de Cristo con la belleza de sus regalos y convierte estos regalos en ídolos JOHN PIPER ----- O ----- “En el Día del juicio, tus oraciones y lágrimas no tendrán valor. Ellas no te servirán, el Juez no será conmovido: porque tú no le oíste cuando te llamó; sino que le despreciaste a Él y a sus ministros, y no dejaste tus iniquidades… Tú puedes decir que esto es entusiasmo y locura; pero, en aquel gran día, si tu no te arrepientes de tus pecados aquí, encontrarás que tus propios caminos eran locura” George Whitefield ----- O ----- "¿Qué lujuria es tan dulce y provechosa que valga la pena quemarse en el infierno por ella?" WILLIAM GURNALL ----- O ----- "Las ovejas pueden caer en el lodo; los cerdos se revuelcan en él." CHARLES H. SPURGEON ----- O ----- "Dejemos que la Biblia, toda la Biblia, y nada más que la Biblia, sea la regla de nuestra fe y práctica." J. C. Ryle ----- O ----- “Sólo hay dos clases de personas coherentes: los que gozan de Dios porque creen en Él y los que sufren porque no le poseen.” BLAISE PASCAL (1623-1662) ----- O ----- "Si tuviéramos que predicar a miles de personas año tras año, y nunca rescatar a nadie salvo un alma, aquella alma sería una recompensa completa por todo nuestro trabajo, porque un alma es de valor incontable." CHARLES H. SPURGEON. ----- O ----- “A menudo pensamos en la santidad como renunciar a los placeres del pecado por una vida digna y aburrida. Pero la santidad significa reconocer que los placeres del pecado son vacíos y temporales, mientras que Dios nos invita a disfrutar de placeres extraordinarios, verdaderos, plenos y ricos que duran para siempre.” TIM CHESTER ----- O ----- "La predicación del Evangelio siempre será locura a toda cultura. Cualquier intento de quitar la ofensa disminuye el poder del Evangelio." PAUL WASHER

domingo, 5 de junio de 2011

La Belleza Femenina Es Importante


Recientemente, varios bloggers abordaron un tema muy sensible y debatido: la necesidad de las mujeres atender a su belleza y apariencia. Publiqué un post, extraído de mi Girls Gone Wise, que examinó algunas instrucciones bíblicas para las mujeres y qué vestir y que no vestir. Recibí críticas por centrarme en cuestiones tan mundanas en lugar de cosas realmente importantes, como consolar a los enfermos y la guerra. 
 
Lo admito. El tema de la apariencia de la mujer es trivial en comparación con la guerra al otro lado del mundo – pero teniendo en cuenta la realidad de nuestra cultura, es una batalla que llega mucho más cerca de casa. 

 El Debate Sobre la Belleza de la Mujer 

Tim Challies, un blogger popular cristiano, publicó sus pensamientos sobre la mujer. Si bien tuvo cuidado en subrayar que “la belleza de la Biblia alaba la belleza de carácter más que una belleza de la apariencia”, sugirió que el interior y la belleza exterior están en realidad inexorablemente vinculadas, y concluyó que las mujeres tienen que hacer el esfuerzo para seguir siendo hermosas a sus maridos. 

Otro blogger, Rachel Evans, se mostró decepcionada por la frase de Challies que “la belleza exterior refleja la belleza interior” y que “una buena esposa deberá mantener las apariencias para su marido la elección de un atractivo suéter en lugar de una camiseta manchada de Mickey Mouse.” Ella argumentó que.. 

La Biblia no exige que las mujeres sean hermosas ni justifica la infidelidad de un hombre porque su mujer “se descuidó”. En todo caso, se presenta un cuadro bastante coherente de la belleza como un placer pasajero. Challies y compañía tienen la libertad de enseñar que las mujeres deben permanecer hermosas para sus maridos, pero me gustaría que dejaran de referirme a esta enseñanza como “bíblicas” cuando no lo es. 

La discusión en torno a este tema fue intensa. Los mensajes de Challies y Evans atrayeron a varios cientos de comentarios. Cuando Mark Driscoll mencionó mi mensaje de “Como no Vestir” en Twitter, Girls Gone Wise se inundó con tantas visitas que temporalmente se cayó el sitio. Por cierto, Driscoll tomó un montón de críticas, hace algunos años, cuando se ofreció a tomar una en favor de los hombres, por denunciar a las esposas de pastores por “descuidarse”.

 

Un Tema Sensible Para Ambos Sexos


La apariencia de la mujer es un tema delicado, porque desde la perspectiva de un hombre, el esfuerzo de la esposa por ser hermosa para su esposo habla de su cuidado y respeto por él, y comunica su deseo de ser sexualmente atractiva y disponible para él. Hacer un esfuerzo razonable por cuidar y embellecerse a sí misma es una demostración de su devoción. En su opinión, la falta de esfuerzo en este sentido demuestra una falta de preocupación por él. En pocas palabras – nos guste ó no, es importante para nuestros chicos. Challies señala:

En todas estas cosas, una mujer debe entender (y creer) que lo que un hombre se encuentra (o debería de encontrar) en su hermosa esposa es más sobre el cuidado y el respeto y el esfuerzo y la disponibilidad de lo que está sobre la figura y la proporción. En demasiados casos, una mujer que se descuida simplemente simboliza que ella ha dejado que su matrimonio se vaya. Por el contrario, la atención por sí misma muestra su cuidado por su esposo, respeto para él, amor por él. 

Es incluso un tema más delicado para las mujeres, porque, como Evans señala: “muchas están tan agobiadas por las normas imposibles impuestas por nuestra cultura que se sienten como si sus esfuerzos nunca serán suficientes.” Al igual que Evans, nunca en mi vida he conocido una mujer que no quería estar bella para su marido. 

Cuando se trata de belleza, las mujeres reaccionan en contra de la carga de la expectación, el temor de que caigan por debajo de la norma deseada, la inevitabilidad de la decadencia, y el resentimiento de que el guión es diferente para hombres que mujeres. Una mujer quiere ser amada y aceptada tal como ella es. Desde la perspectiva de la esposa, la atracción/deseo de un esposo hacia la belleza puede aumentar sus sentimientos de inadecuación e inseguridad, y ella puede temer que su amor / aceptación dependa de su capacidad de estar a la altura.

 

El Acercamiento a la Discusión Desde un Angulo Diferente 

 

Entonces, ¿quién esta en lo correcto Challies o Evans? ¿Estaba Driscoll totalmente fuera de base de lo que sugiere que podría afectar negativamente a un pastor si su mujer se descuida? ¿O eran sus críticas equivocadas al insistir en que la falta de atención de una mujer a su aspecto de ninguna manera debe afectar la propensión de su marido a alejarse? 

El estancamiento en la discusión a menudo se reduce al hecho de que las mujeres resienten el hecho de que los hombres son tan atraídos por la belleza, mientras que los hombres resienten el hecho de que las mujeres no hacen el esfuerzo de atenderla adecuadamente. Entonces, ¿cómo resolver el callejón sin salida? En mi opinión, no podemos esperar a tener sentido de la cuestión hasta que vemos la belleza y el embellecimiento de la mujer a través del lente de la tipología bíblica de género, y el significado eterno, cósmico de la sexualidad.

 

La Belleza Tiene un Significado Cósmico 

 

Salmo 45 es una canción celebrando el matrimonio de un rey hebreo a una princesa extranjera. Pero también es una profecía mesiánica que apunta a la relación entre Cristo Rey y Su Iglesia-novia. El salmista observa que el rey “desea su belleza”, y que la princesa, a su vez, se hace a sí misma hermosa “gloriosa” – para él. 

La Escritura utiliza esta imagen para ilustrar cómo vamos a hacer nosotros mismos hermosas para nuestro Rey. El Señor quiere que nos vistamos con ropas finas de justicia y sin mancha -en el carácter santo y obras santas. (Apocalipsis 19:7-8) Él nos quiere bella, y por medio de Jesús, ¡lo estamos! La gran historia del evangelio es que Dios nos da la oportunidad para vestir la belleza de Cristo. Él proporciona la belleza y no necesitamos trabajar o esforzarnos por estar a la altura, ni tampoco tienen por qué temer de que no se ajuste a la norma. 

Entonces, ¿qué tiene que ver todo esto con nuestra discusión acerca de la apariencia femenina? Tiene mucho que ver con eso. Vivimos, como CS Lewis lo acuñó en “las realidades terrenales”. Las realidades físicas terrenales de nuestras vidas no son más que sombras, copias de realidades verdaderas y celestiales (por ejemplo, Heb 8:5.; 9:24-25) Lo físico y temporal existen para señalarnos a lo espiritual y eterno. Y en ninguna parte es esto más cierto que en la relación entre hombres y mujeres. 

La sexualidad humana es una parábola, un testimonio del carácter de Dios y Su plan espectacular de redención a través de Jesús. Esta verdad espiritual es tan magnífica que Dios escogió ponerlo en exhibición permanente. En todas partes. Los hombres fueron creados para reflejar la fuerza, el amor y el sacrificio de Cristo. Las mujeres fueron creadas para reflejar la gracia y la belleza de la novia que El redimió. 

Creo que los hombres están “programados” para ser atraídos a la belleza en las mujeres porque nuestro Padre Celestial Esposo desea la belleza de Su novia. Y creo que en el fondo, cada mujer quiere sentirse bella y deseada. Este es el camino que Dios nos ha creado como mujeres y hombres y la ilustración de algo mucho más grande que nosotros mismos.

 

La Belleza es Más que Un Placer Pasajero 

 

Muchos menosprecian la belleza como “un placer pasajero.” Piensan que la naturaleza ilusoria y frágil, decoloración, temporal, propensa a arrugas de la belleza femenina indican que los hombres (y mujeres) sólo deben simplemente “Superarlo” y centrarse en cosas más importantes. 

La belleza es un placer pasajero. Pero creo que hay un significado más profundo aquí que no nos atrevemos a trivializar. La importancia simbólica de la belleza/embellecimiento no es diferente de la importancia simbólica del matrimonio. La belleza de la mujer, y todas las ideas rotas y distorsionadas acerca de ello, no tanto pasan, ya que permiten –al final – aquello a lo cual señala la belleza. No habrá matrimonio en el cielo porque la sombra dará paso a la realidad. Asimismo, la belleza ilusoria, desveneciente y temporal de las mujeres un día dará paso a la belleza impresionante y espectacular de la eterna novia de Cristo. 

El evangelio no niega el deseo del hombre de disfrutar de la belleza y el deseo de la mujer a ser bella, sino que se desplaza el enfoque de nuestra atención más allá del símbolo al cual señala. Cuando consideramos la imagen alucinantes ilustrada por la Escritura, parece que el Señor encuentra nuestro deseo por la belleza no demasiado fuerte, sino demasiado débil. Recibimos todo envuelto con lo terrenal y lo superficial y temporal, mientras que lo sobrenatural y eterno nos es ofrecido. Al igual que un turista ignorante que extiende su toalla debajo de la foto del paraguas en el anuncio, porque no sabe que el anuncio señala a la playa. Estamos lejos de ser complacidos con demasiada facilidad. (Una vez más, un pensamiento favorito de CS Lewis)

 

Abrazando la Belleza 

 

Los seguidores de Cristo saben que el símbolo no es ni siquiera marginalmente tan importante como la realidad. Pero ellos entienden que no tiene ninguna importancia tampoco. 

Así que chicas, vamos a darle a los chicos un descanso. Dejemos de condenarlos por sentirse atraídos por la belleza y desear que hagamos un esfuerzo razonable y sostenido en ese departamento. Y los chicos … denos un descanso. Por favor, comprenda cuan personal y doloroso puede ser este problema para las mujeres. Es muy difícil mantener el compromiso en la lucha contra una batalla que sabemos que estamos destinadas a perder. La belleza de nuestra juventud, inevitablemente, se desvanecerá. Y la mayoría de nosotros no tenemos la esperanza de siquiera remotamente de un parecido a la modelo de pintada con aerógrafo en la portada de la revista. 

Y vamos a recordar siempre que toda la cuestión de la belleza femenina no es más que una señal. Es un recordatorio para todos nosotros, hombres y mujeres-que el Rey desea nuestra belleza, y que debemos atender cuidadosamente a nuestro carácter, y para hacernos espiritualmente hermosos para ese gran destino que es la boda al otro lado. 

En mi opinión, la respuesta al enigma que rodea el debate sobre la belleza femenina no es disminuir o negar su importancia, sino exaltar y abrazar la belleza tan extraordinaria a la que señala. 


© María Kassian

Tomado de aquí