Welcome Back / Bienvenidos de Nuevo / Sugerencias o/y Aclaraciones pueden escribirnos a: comolosdeberea@hotmail.es o/y mcilids@hotmail.es “Nunca es mayor el hombre que cuando se halla en comunión y contacto con Dios” Martyn Lloyd-Jones ----- O ----- “El Evangelio es sólo buenas noticias cuando entendemos las malas noticias.” R.C. Sproul ----- O ----- “En la obra de Dios hecha en la voluntad de Dios nunca falta la provisión de Dios.” Hudson Taylor ----- O ----- "Aquellos predicadores que se rehúsan a hablar del pecado no tienen base para esperar que el Espíritu de Dios esté obrando entre ellos para llevar los hombres a Cristo." PAUL WASHER ----- O ----- La mayor evidencia de nuestra fe: “Aunque Él me mate, en Él esperaré." (Job 13:15) Oswald Chambers ----- O ----- El "evangelio" de la salud, la riqueza y la prosperidad se traga la belleza de Cristo con la belleza de sus regalos y convierte estos regalos en ídolos JOHN PIPER ----- O ----- “En el Día del juicio, tus oraciones y lágrimas no tendrán valor. Ellas no te servirán, el Juez no será conmovido: porque tú no le oíste cuando te llamó; sino que le despreciaste a Él y a sus ministros, y no dejaste tus iniquidades… Tú puedes decir que esto es entusiasmo y locura; pero, en aquel gran día, si tu no te arrepientes de tus pecados aquí, encontrarás que tus propios caminos eran locura” George Whitefield ----- O ----- "¿Qué lujuria es tan dulce y provechosa que valga la pena quemarse en el infierno por ella?" WILLIAM GURNALL ----- O ----- "Las ovejas pueden caer en el lodo; los cerdos se revuelcan en él." CHARLES H. SPURGEON ----- O ----- "Dejemos que la Biblia, toda la Biblia, y nada más que la Biblia, sea la regla de nuestra fe y práctica." J. C. Ryle ----- O ----- “Sólo hay dos clases de personas coherentes: los que gozan de Dios porque creen en Él y los que sufren porque no le poseen.” BLAISE PASCAL (1623-1662) ----- O ----- "Si tuviéramos que predicar a miles de personas año tras año, y nunca rescatar a nadie salvo un alma, aquella alma sería una recompensa completa por todo nuestro trabajo, porque un alma es de valor incontable." CHARLES H. SPURGEON. ----- O ----- “A menudo pensamos en la santidad como renunciar a los placeres del pecado por una vida digna y aburrida. Pero la santidad significa reconocer que los placeres del pecado son vacíos y temporales, mientras que Dios nos invita a disfrutar de placeres extraordinarios, verdaderos, plenos y ricos que duran para siempre.” TIM CHESTER ----- O ----- "La predicación del Evangelio siempre será locura a toda cultura. Cualquier intento de quitar la ofensa disminuye el poder del Evangelio." PAUL WASHER

miércoles, 26 de octubre de 2011

Travis Allen: Los Cristianos y el Halloween




Los Cristianos y el Halloween
Por: Travis Allen  (Grace To You)
Colosenses 2:15, 1 Pedro 5:8, Hebreos 10:27, Romanos 2:14-16,
Halloween (Víspera de la Festividad de Todos los Santos). Es una época del año cuando el aire se hace más nítido, los días se acortan, y para muchos jóvenes estadounidenses la emoción crece en la anticipación de las más oscuras y más espeluznantes vacaciones del año. Los minoristas también se regocijan, mientras se calientan sus cajas registradoras para recibir un promedio de 41,77 dólares por hogar en decoración, disfraces, dulces y tarjetas de felicitación. Halloween aportará aproximadamente $ 3.3 mil millones este año.
Es una buena apuesta que los minoristas no atenderán las altas expectativas de conseguir 41,77 dólares por hogar en el mercado cristiano. Muchos cristianos se niegan a participar en el Halloween. Algunos se resisten a sus orígenes paganos, mientras que otros de sus imágenes oscuras, macabras, y otros más se preocupan por la seguridad de sus hijos. Sin embargo, otros cristianos optan por participar de las fiestas, ya sea participando en las actividades de la escuela, del trick-or-treat del barrio, o una alternativa de Halloween en su iglesia.
La pregunta es, ¿Cómo deberían responder los cristianos al Halloween? ¿Es irresponsable para los padres dejar a sus hijos en el trick-or-treat? ¿Qué pasa con los cristianos que rechazan cualquier tipo de celebración durante la temporada – están reaccionando de forma exagerada?

El Origen Pagano de Halloween
El nombre “Halloween” proviene de la celebración del Día de Todos los Santos de la iglesia cristiana primitiva, un día reservado para el solemne recuerdo de los mártires. All Hallows Eve, la víspera de Todos los Santos, comenzó el tiempo de memorial. “All Hallows Eve” se contrajo finalmente a “Hallow-Een”, que se convirtió en “Halloween.”
Cuando el cristianismo se trasladó a través de Europa, chocó con las culturas indígenas paganas y se enfrentaron a las costumbres establecidas. Las fiestas paganas y festivales eran tan arraigadas que los nuevos convertidos encontraron que serían un obstáculo para su fe. Para hacer frente al problema, la iglesia organizada comúnmente movería un día de fiesta característicamente cristiano a un lugar en el calendario que directamente pondría en entredicho una fiesta pagana. La intención era contrarrestar las influencias paganas y ofrecer una alternativa cristiana. Pero con más frecuencia la iglesia sólo consiguió “cristianizar” un ritual pagano – el ritual seguía siendo pagano, pero mezclado con simbolismo cristiano. Eso es lo que pasó con la Víspera de Todos los Santos – ¡era el original alternativa de Halloween!
Los pueblos celtas de Europa y Gran Bretaña fueron los druidas paganos cuyas grandes celebraciones estuvieron marcadas por temporadas. Al final del año en el norte de Europa, la gente hizo los preparativos para asegurar la supervivencia del invierno mediante la cosecha de los cultivos y el sacrificio de los rebaños, el sacrificio de animales que no vivirían. La vida se desaceleró mientras el invierno rajo la oscuridad (los días se acortaban y las noches eran más largas), tierra improductiva, y la muerte. Las imágenes de la muerte, simbolizada por los esqueletos, cráneos, y el color negro, siguen siendo importantes en las celebraciones de Halloween de hoy.
El festival pagano de Samhain (se pronuncia “sow” “en”) celebró la final de la cosecha, la muerte y la llegada del invierno, durante tres días – 31 de octubre al 2 de noviembre. Los celtas creían que la cortina que divide a los vivos y a los muertos se levantaba durante el Samhain para permitir que los espíritus de los muertos caminaran entre los vivos – fantasmas rondando la tierra.
Algunos abrazaron la temporada de caza por incurrir en prácticas ocultistas tales como la adivinación y la comunicación con los muertos. Ellos buscaron espíritus “divinos” (demonios) y los espíritus de sus antepasados ​​con respecto a las previsiones meteorológicas para el próximo año, las expectativas de los cultivos, e incluso los prospectos románticos. Mordiendo una manzana era una práctica que los paganos utilizaban para adivinar el mundo espiritual de “bendiciones” en el romance de una pareja.
Para otros, el enfoque sobre la muerte, el ocultismo, la adivinación, y la idea de los espíritus regresando para inquietar a los vivos, impulsando supersticiones ignorantes y temores. Ellos creían que los espíritus estaban atados a la tierra hasta que recibían una despedida apropiada con golosinas – bienes, riqueza, alimentos y bebidas. Los espíritus que no eran adecuadamente “tratados”, “engañarían” a los que los habían abandonado. El temor de ser embrujado sólo se multiplica si ese espíritu se había ofendido durante su vida natural.
Los espíritus engañadores se creían que asumían apariencias grotescas. Algunas tradiciones se desarrollaron, y creían que llevar un traje para parecer un espíritu engañaría a los espíritus errantes. Otros creían que los espíritus podían ser rechazados por tallar una cara grotesca en una calabaza o una raíz vegetal (los escueces usaban nabos) y colocar una vela en el interior de una linterna.
En ese oscuro mundo supersticioso y pagano, Dios en Su misericordia brilló la luz del Evangelio. Recién convertidos se armaron con la verdad y no temían ser embrujados por los espíritus de los difuntos que regresan a la tierra. De hecho, ellos denunciaron su espiritismo pagano antiguo, de acuerdo con Deuteronomio 18:
No sea hallado en ti nadie que haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni hechicería, o sea agorero, o hechicero, o encantador, o médium, o espiritista, ni quien consulte a los muertos. Porque cualquiera que hace estas cosas es abominable al SEÑOR; y por causa de estas abominaciones el SEÑOR tu Dios expulsará a esas naciones de delante de ti. (vv. 10-13).
Sin embargo, los cristianos convertidos encontraron la influencia familiar y cultural difícil de soportar, se sintieron tentados a unirse a las fiestas paganas, especialmente Samhain. El Papa Gregorio IV reaccionó al desafío pagano moviendo la celebración del Día de Todos los Santos en el siglo IX – él estableció la fecha al 1 de noviembre, justo en el centro de Samhain.
A medida que pasaban los siglos, Samhain y All Hallows Eve fueron mezclados. Por un lado, las supersticiones paganas dieron paso a supersticiones “cristianizadas” y suministraron más forraje para el miedo. La gente empezó a entender que los espíritus ancestrales paganos, eran demonios y los adivinos estaban practicando brujería y la nigromancia. Por otro lado, el tiempo del festival proveía una mayor oportunidad para la juerga. El Trick-or-treat se convirtió en un momento en que las bandas errantes de jóvenes vándalos que iban casa por casa recolectando alimentos y bebidas para sus fiestas. Cabezas de familia tacaños corrían el riesgo de un “truco” siendo realizado en su propiedad por los jóvenes borrachos.
Halloween no llegó a ser un día de fiesta americano hasta la inmigración de las clases trabajadoras de las Islas Británicas en el siglo XIX. Mientras que los primeros inmigrantes pueden haber creído las tradiciones supersticiosas, eran los aspectos traviesos de la fiesta lo que atrajo a los jóvenes estadounidenses. Las generaciones más jóvenes tomaron o adaptaron muchas costumbres sin referencia a sus orígenes paganos.
Hollywood se ha sumado a la “diversión” con una gran variedad de personajes de ficción – los demonios, monstruos, vampiros, hombres lobo, momias, y los psicópatas. Que ciertamente eso no mejora la mente americana, pero seguro que alguien está haciendo un montón de dinero.
La Respuesta Cristiana a Halloween
Hoy en día Halloween es casi exclusivamente un día de fiesta secular americano, pero muchos de los que celebran no tienen idea de sus orígenes religiosos o herencia pagana. Eso no quiere decir que Halloween se haya hecho más sano. Los niños se visten con trajes divertidos, vagan por el barrio en busca de dulces, y se cuentan historias de miedo de fantasmas, pero los adultos a menudo se involucran en actos vergonzosos de embriaguez y libertinaje.
Entonces, ¿cómo deberían responder los cristianos?
En primer lugar, los cristianos no deben responder a Halloween como los paganos supersticiosos. Los paganos son supersticiosos, los cristianos están iluminados por la verdad de la Palabra de Dios. Los espíritus malignos no son más activos y siniestros el día de Halloween de lo que son en cualquier otro día del año, de hecho, cualquier día es un buen día para que Satanás merodee alrededor buscando a quien devorar (1 Pedro 5:8). Sin embargo, “mayor es el que está en vosotros que el que está en el mundo” (1 Juan 4:4). Dios tiene siempre “principados y potestades desarmadas” a través de la cruz, Cristo y “los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos por medio de [Cristo]” (Colosenses 2:15).
En segundo lugar, los cristianos deben responder a Halloween con la sabiduría de precaución. Algunas personas temen a la actividad de los satanistas o brujas paganas, pero los incidentes reales de los instrumentos satánicos asociados a la delincuencia son muy bajos. La verdadera amenaza en el día de Halloween viene de los problemas sociales que asisten a la conducta pecaminosa – por conducir ebrios, bromistas y vándalos, y niños sin supervisión.
Al igual que cualquier otro día del año, los cristianos deben tener cuidado como mayordomos sabios de sus posesiones y protectores de sus familias. Los jóvenes cristianos deben permanecer lejos de las fiestas de Halloween secular ya que son caldo de cultivo para problemas. Los padres cristianos pueden proteger a sus hijos, manteniéndolos bien supervisados y restringiendo al consumo de esas golosinas recibidas de fuentes de confianza.
En tercer lugar, los cristianos deben responder a Halloween con el Evangelio de la compasión. Los incrédulos del mundo, que rechazan a Cristo viven en perpetuo temor de la muerte. No se trata sólo de la experiencia de la muerte, sino más bien lo que la Biblia llama “sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios” (Hebreos 10:27). Brujas, fantasmas y espíritus malignos no son aterradores; la ira de Dios desatada sobre el pecador no perdonado – en realidad es verdaderamente aterrador.
Los cristianos deben utilizar Halloween y todo lo que trae a la imaginación – imaginería de la muerte, la superstición, las expresiones de jolgorio libertino – como una oportunidad para dialogar con el mundo incrédulo con el evangelio de Jesucristo. Dios ha dado a todos una conciencia que responde a su verdad (Romanos 2:14-16), y la conciencia es el aliado de los cristianos en la empresa evangelizadora. Los cristianos deben tener tiempo para las conciencias de los amigos y familiares con la verdad bíblica sobre Dios, la Biblia, el pecado, Cristo, el juicio futuro, y la esperanza de vida eterna en Cristo Jesús para el pecador arrepentido.
Hay varias maneras diferentes que los cristianos se comprometen en la evangelización de Halloween. Algunos adoptarán una “no participación” política. Como padres cristianos, no quieren que sus hijos participen en actividades que comprometen espiritualmente – escuchando las historias de fantasmas y dibujos de brujas para colorear. Ellos no quieren que sus hijos se vistan con trajes de trick-or-treat, o incluso asistir a las alternativas de Halloween.
Esa respuesta levanta naturalmente cejas y proporciona una oportunidad buena para compartir el evangelio a los que preguntan. También es importante que los padres expliquen su posición a sus hijos y prepararlos para hacer frente a la burla o al ridículo de sus compañeros y la desaprobación o el desprecio de sus maestros.
Otros cristianos optan por alternativas de Halloween llamadas “festivales de la cosecha” o “Fiestas de la Reforma” – los niños se visten como campesinos, personajes de la Biblia, o héroes de la Reforma. Es irónico cuando usted considera el principio de Halloween como una alternativa, pero puede ser un medio eficaz de llegar a las familias del barrio con el evangelio. Algunas iglesias dejan el edificio de la iglesia por detrás y toman las obras de misericordia en su comunidad, “regalando” a las familias necesitadas canastas de comida, tarjetas de regalo, y el mensaje del evangelio.
Esas son buenas alternativas, hay otras que no son tan buenas. Algunas iglesias están usando el evangelismo “Hell House” [Casa del Infierno] para impactar a los golpes a los jóvenes y asustarlos para convertirse en cristianos. Ellos llevan a las personas a través de salas modeladas de carnaval de casas encantadas y ponen el pecado en pantalla – las mujeres se someten a abortos, la gente sacrificada en un ritual satánico, las consecuencias de las relaciones sexuales prematrimoniales, los peligros de las fiestas salvajes, la posesión demoníaca, y otras tragedias.
Aquí está el problema con el llamado evangelismo Casa del Infierno: Para sorpresa de una cultura no impactable, usted tiene que ser bastante gráfico. Muestras gráfica del pecado y sus consecuencias no son necesarias – las mentes incrédulas están llenas de este tipo de imágenes. Lo que necesitan ver es una vida verdaderamente transformada por el poder de Dios, y lo que necesitan escuchar es la verdad de Dios en una cuidadosa presentación del evangelio. Las artimañas baratas son impropias para los embajadores de Cristo.
Hay otra opción disponible para los cristianos: limitada, no compromete la participación en Halloween. No hay nada inherentemente malo en los dulces, disfraces, o hacer el ‘trick-or-treat’ en el barrio. De hecho, todo lo que pueda proporcionar una oportunidad única evangelio con sus vecinos. Incluso repartiendo caramelos a los niños del barrio – siempre y cuando no se tacaño – puede mejorar su reputación entre los niños. Mientras los trajes son inocentes y el comportamiento no deshonra a Cristo, el ‘trick-or-treat’ puede ser usado más para los intereses del evangelio.
En última instancia, la participación cristiana en Halloween es una cuestión de conciencia delante de Dios. Sea cual sea el nivel de participación de Halloween que usted elija, debe honrar a Dios manteniéndolo separado del mundo y mostrando misericordia a los que se pierden. Halloween ofrece al cristiano la oportunidad de lograr ambas cosas en el evangelio de Jesucristo. Es un mensaje que es santo, apartado de todo el mundo, es un mensaje que es la misericordia de un Dios que perdona.¿Qué mejor momento del año es para compartir el mensaje que Halloween?
Travis Allen
Grace To You

Fuente: Gracia a Vosotros