Welcome Back / Bienvenidos de Nuevo / Sugerencias o/y Aclaraciones pueden escribirnos a: comolosdeberea@hotmail.es o/y mcilids@hotmail.es “Nunca es mayor el hombre que cuando se halla en comunión y contacto con Dios” Martyn Lloyd-Jones ----- O ----- “El Evangelio es sólo buenas noticias cuando entendemos las malas noticias.” R.C. Sproul ----- O ----- “En la obra de Dios hecha en la voluntad de Dios nunca falta la provisión de Dios.” Hudson Taylor ----- O ----- "Aquellos predicadores que se rehúsan a hablar del pecado no tienen base para esperar que el Espíritu de Dios esté obrando entre ellos para llevar los hombres a Cristo." PAUL WASHER ----- O ----- La mayor evidencia de nuestra fe: “Aunque Él me mate, en Él esperaré." (Job 13:15) Oswald Chambers ----- O ----- El "evangelio" de la salud, la riqueza y la prosperidad se traga la belleza de Cristo con la belleza de sus regalos y convierte estos regalos en ídolos JOHN PIPER ----- O ----- “En el Día del juicio, tus oraciones y lágrimas no tendrán valor. Ellas no te servirán, el Juez no será conmovido: porque tú no le oíste cuando te llamó; sino que le despreciaste a Él y a sus ministros, y no dejaste tus iniquidades… Tú puedes decir que esto es entusiasmo y locura; pero, en aquel gran día, si tu no te arrepientes de tus pecados aquí, encontrarás que tus propios caminos eran locura” George Whitefield ----- O ----- "¿Qué lujuria es tan dulce y provechosa que valga la pena quemarse en el infierno por ella?" WILLIAM GURNALL ----- O ----- "Las ovejas pueden caer en el lodo; los cerdos se revuelcan en él." CHARLES H. SPURGEON ----- O ----- "Dejemos que la Biblia, toda la Biblia, y nada más que la Biblia, sea la regla de nuestra fe y práctica." J. C. Ryle ----- O ----- “Sólo hay dos clases de personas coherentes: los que gozan de Dios porque creen en Él y los que sufren porque no le poseen.” BLAISE PASCAL (1623-1662) ----- O ----- "Si tuviéramos que predicar a miles de personas año tras año, y nunca rescatar a nadie salvo un alma, aquella alma sería una recompensa completa por todo nuestro trabajo, porque un alma es de valor incontable." CHARLES H. SPURGEON. ----- O ----- “A menudo pensamos en la santidad como renunciar a los placeres del pecado por una vida digna y aburrida. Pero la santidad significa reconocer que los placeres del pecado son vacíos y temporales, mientras que Dios nos invita a disfrutar de placeres extraordinarios, verdaderos, plenos y ricos que duran para siempre.” TIM CHESTER ----- O ----- "La predicación del Evangelio siempre será locura a toda cultura. Cualquier intento de quitar la ofensa disminuye el poder del Evangelio." PAUL WASHER

martes, 31 de julio de 2012

Michael Pearl: Pornografia Camino al Infierno


PORNOGRAFIA: CAMINO AL INFIERNO (Michael Pearl)
Nuestro periódico “No Greater Joy” (“No hay gozo más grande”) es una publicación dedicada a la educación de los niños y la familia. Y podría verse que una disertación sobre pornografía debería estar restringida a un formato diferente. Pero hemos recibido muchas cartas de esposas preocupadas por la complacencia pornográfica de sus esposos. Las cartas que hemos recibido son de familias que son ejemplo para su comunidad. Las esposas desean saber cómo pueden enseñar a sus hijos a seguir al Señor cuando sus esposos son secretos seguidores de las reinas de la pornografía. En una gran reunión de varios miles de hombres “cristianos”, más del 50% de los presentes confesaron haber usado pornografía durante los últimos siete días. La mayoría de los ministros evitan mencionar este hecho penoso. Aquellos que lo hacen, la mayoría trata esto como una “debilidad” por la que los cristianos deberían buscar consejería. Estoy en desacuerdo. Nosotros, también, hemos evitado tratar el asunto debido a su sensibilidad. Algunos de uds. pueden sentirse ofendidos por mi franqueza. Pero debe entender que la vida de muchas familias y el alma de sus hijos están en peligro.
Yo quisiera que mis hijos y sus hijos leyeran este artículo. Lo que sus hijos alcancen a entender de estas palabras será una guía general para saber cuán listos están. Usted podría entonces discutir con ellos de acuerdo a su madurez. Es su decisión. Solo evalúe el hecho de que la mayoría de los muchachos están expuestos a alguna forma de pornografía aún a la edad de 10 años.
Ahora estoy hablándoles a ustedes padres. Si usted se aísla en un cuarto y se entrega a la pornografía, usted no está enfermo; usted es un malvado. Está teniendo relaciones con un computador, o con las páginas de una publicación. De hecho está teniendo una experiencia erótica con el editor – probablemente otro hombre. Mientras está fantaseando con la imagen producida comercialmente, sepa que hay miles entregados al erotismo con la misma imagen. Usted es parte de un grupo repugnante de pervertidos, todos juntos apilados ante la misma imagen. Y en alguna parte hay un editor sexualmente desadaptado gozando la extensión de sus poderes eróticos.
Usted no está teniendo un inmoderado comportamiento sexual, ni está teniendo un acto sexual. Usted está solo. En el mejor de los casos usted está copulando con usted mismo. No me diga que se está preparando o alistando para concluir con su esposa. Esta “preparación” lo lleva vez tras vez de vuelta, no a la conclusión. Usted es un pervertido. Un hombre de verdad es más grande que su miembro. Un hombre de verdad es lo suficientemente grande para decir “NO” a sus pasiones. Un hombre cuyas pasiones son estimuladas al punto de estar completamente consumido y dominado, no es un hombre de grandes proezas. Es un hombre que tiene un alma tan reducida que su pequeño miembro es la cosa más fuerte que le queda. Dios nos creó con impulso sexual, pero El también nos dio un timón y unos frenos para dirigir y controlar nuestros impulsos. Si usted no puede controlar sus impulsos, no es debido a la fuerza del impulso, sino a la debilidad de su alma. Usted está llegando al nivel de un gato callejero. Adán cayó, pero usted está cayendo aún peor. Está hundiendo su alma en una eterna destrucción, apartándose de Dios tanto como puede. Sepa que está perdido y abandonado por su decisión. No merece simpatía ni entendimiento; merece condenación y menosprecio. Usted no es una víctima; Usted es culpable. Justifica su adicción escudándose en los muchos otros que han caído como usted, pero usted está condenado por los muchos más que no han caído y por los muchos más que estuvieron alguna vez donde usted está pero se han arrepentido y han sido restaurados a la normalidad.

Mientras se justifica usted mismo, su propia conciencia lo condena. Usted merodea solapadamente como un ladrón en su mentira y engaño. Toda su vida está dedicada al dragón. Su cuerpo está siendo consumido tanto como su alma está siendo digerida. Está teniendo comunión con el maligno -humillándose en adoración a la carne. Es un discípulo de la maldad. Ha escogido ser parte de un grupo que profana su propia carne. “Que adoró y sirvió a la criatura más que al Creador, cuyo dios es su vientre y cuya gloria es su vergüenza”. (Ro 1:25; Fil 3:19)
Muy pocos regresan del foso donde están sumergidos. Usted ha tomado la cuesta abajo hacia el infierno y no hay absolutamente nada que lo pueda parar excepto su voluntad para aplicar los frenos. El problema es que está más adicto hoy que hace un año y continuará desvaneciéndose en las sombras de su excesiva indulgencia hacia los placeres sexuales hasta que sea uno con la maldad en la cual se satisface. Está en el camino del no retorno y cada día deseará menos volver atrás.
La lujuria que está cultivando nunca estará satisfecha. Es una picazón que mientras más se rasque más picazón le da. La satisfacción de la pornografía es como la vasija de oro al final del arco iris – siempre estará fuera de nuestro alcance. La lujuria de la pornografía va llevando al hombre cada vez más profundo dentro de un túnel oscuro hasta que descubre que ha perdido la vida y el amor. La pornografía destruye su habilidad para “hacer el amor” y la remplaza con el uso y el abuso. Entonces viene un punto donde la tentativa de una relación normal no es nada más que una masturbación asistida. Su mundo se va empequeñeciendo hasta que queda solo con su  propio semen. Usted apesta. No merece una mujer.
No tiene nada de qué estar orgulloso. Usted no es un toro. Es un perro. Hay millones como usted La mayoría no son tan hipócritas como usted,  algunos de ellos merodean los bares, clubes nocturnos y tiendas pornográficas; pero tenga en cuenta que usted se alimenta con la misma dieta. Su alma es un receptáculo de la misma putrefacción. Usted puede unirse a ellos, compartir no solo los mismos libros y videos, sino los mismos cuartos sucios de los moteles.
“Las aguas hurtadas son dulces, y el pan comido en oculto es sabroso. Y no saben que allí están los muertos; Que sus convidados están en lo profundo del infierno” Prov 9:17-18
¿Así que su esposa es frígida? No me diga que la pornografía es un sustituto para poder tener una buena mujer. No nací ayer. Tengo 61 años. Predico en las prisiones estatales todas las semanas y lo he venido haciendo desde que tenía 18 años. He ministrado en cafeterías y misiones de salvación y en las calles desde que tenía 16 años. Usted puede convencerse que está forzado a actuar así por una mujer que no le responde, pero yo no me como ese cuento. He sabido de adictos a la pornografía que se han casado con buenas mujeres, pero encontraron que a ellos les gusta más estar solos que compartir. Hemos hablado con mujeres que están deseosas y dispuestas, pero sus esposos prefieren su propia compañía. Pornografía y una esposa no son vías alternativas para satisfacer el mismo impulso. El impulso por una mujer es un impulso natural, mientras que el impulso por la pornografía es una cultivada y pervertida pasión que no tiene nada que ver con el amor y el matrimonio.
 Si algún adicto a la pornografía se casara con una de las reinas del porno, él rápidamente estaría insatisfecho con ella y gatearía nuevamente a su pequeño hoyo, solo con su imaginación y las imágenes creadas por una industria que hace dinero no con la satisfacción de sus clientes, sino precisamente manteniéndolos insatisfechos y hambrientos por lo artificial. Su mundo secreto es repugnante para el hombre de verdad quien conoce cómo amar a una mujer y dedicar el resto de sus energías a tener una vida productiva.
Pero la cosa más destructiva de su pecado es el efecto que tiene en sus hijos. Vivimos en un mundo espiritual de ángeles justos y caídos. Estamos rodeados por espíritus malignos que buscan la destrucción moral de toda alma humana. Los hijos de padres devotos están protegidos de espíritus malignos por estar bajo el paraguas de su moral. Pero cuando un padre entrega su mente a deseos pecaminosos, a lujurias malignas, está quitando las barreras de protección alrededor de su familia y está invitando a los demonios impuros a su casa. Desear que se vayan no ayuda a nada. Cualquier oración que usted ore por su seguridad es negada desde el mismo momento que abre las páginas de un libro pornográfico o se entretenga con una imagen electrónica. Cuando se sintoniza con la pornografía electrónica, ha establecido un enlace de dos vías con los bajos fondos espirituales. Cuando descansa en la cama de noche y evoca imágenes malas, los demonios no pararán con su mente; ellos correrán con júbilo a las camas de sus hijos y asaltarán sus pequeñas almas y cuerpos. Los pensamientos malignos que ha estado pensando vendrán a sus mentes telegrafiados a ellos por los mismos demonios. Sus hijos indefensos serán tomados cautivos y no olvide que usted fue el único que abrió las puertas al enemigo.
Si la Biblia es verdad cuando dice que aquellos que cometen fornicación (porniah en griego, la misma raíz para la palabra pornografía) “no heredarán el reino de los cielos” Gal 5:19-21, entonces el futuro de todos y cada uno de los usuarios de la pornografía es el sufrimiento de la eterna condenación. Y en Efesios 5:6, otra vez hablando de la fornicación, dice: “Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia”. Si usted piensa que puede permitirse el placer de la pornografía y todavía ser cristiano, usted está ciego y en contra de los claros estatutos de la escritura. Discípulos de Cristo leen sus Biblias, no los libros sucios de sodomitas y lesbianas. Cada vez que usted se refugia dentro de su mundo de lujuria, está tirándole la puerta en la cara a Dios. Usted está colgando su alma y el alma de sus hijos sobre el fuego de la eterna condenación.
Yo no he sido tan duro con usted como Dios lo será en el día del juicio. Usted tiene solamente una esperanza que es arrepentirse ante Dios. No le estoy diciendo que se arrepienta de su pecado de pornografía, porque tal como un inconverso, usted no podrá encontrar el poder para abandonar su primer amor. Usted debe arrepentirse ante Dios. Esto lo puede hacer mientras esté en la esclavitud de su pecado. Arrepentirse ante Dios es preferir a Dios y su justicia sobre todas las demás cosas. Es desear la santidad de Dios en su vida –odiar el pecado que lo ciega. No se equivoque. El hombre que se arrepiente ante Dios es un hombre desesperado, un hombre que anhela que la santidad de Dios entre en su vida. El hombre que se arrepiente ante Dios experimentará noches intranquilas y ayunos en su búsqueda por Dios. Un hombre que se arrepiente ante Dios no encontrará placer ni paz en nada hasta que pueda descansar en Dios solamente. No le ayudará pasar al frente y orar la oración del pecador. No será suficiente para usted pedir oración o confesar sus pecados o ir a consejería. Usted debe ir directamente a Dios a través del Señor Jesucristo sin más esperanza y confianza que la misericordia y gracia de Dios.
Es terrible caer en las manos del Dios vivo, pero es una bendición estar allí, hasta que uno sea perdonado y limpiado, y entonces fortalecido para caminar en santidad. El dragón puede ser exterminado por Cristo solamente. A quien Cristo libera será verdaderamente libre. He visto a Dios salvar y liberar lesbianas, sodomitas y adictos a la pornografía tan fácilmente como salva niños. Cristo es suficiente.
Le he hecho un servicio a usted recalcándole su culpa, dándole a conocer cómo será el día del juicio. Su conciencia no estará satisfecha con nada menos que su revelación y castigo. Las buenas nuevas son que Jesucristo echó sobre El la culpa de su pecado. Dios colocó sobre El sus iniquidades. Dios hizo a Cristo pecado en lugar suyo. El fue tratado como si hubiera sido el adicto a la pornografía, el pecador culpable. El padeció la muerte que usted ha debido padecer. Su pecado ha sido pagado por los sufrimientos de Jesús. Si usted se arrepiente ante Dios, Dios olvidará su pecado como si nunca lo hubiera cometido. El pondrá fuera su pecado y no lo recordará más. El removerá la culpa y lo librará a usted del poder del pecado.
Tomará años para que las tentaciones se vayan. Los demonios volverán todos los días y noches a ofrecerle la oportunidad de volver al pecado que ha dejado, pero Dios lo sacará de las garras de la tentación. El evangelio de Jesucristo es el poder de Dios para salvación a todo aquel que cree. El tiene el poder para salvar a todo aquel que viene ante Dios por medio de Jesús.
El siguiente movimiento, el siguiente paso es suyo. ¿Está listo para que antes de terminar la semana vuelva a ese lugar sucio y mezquino o se arrepentirá ante Dios para ver su perversión aproximarse a su fin?
Escribí esto por una razón – para ver algunos hijos salvados cuando papá se arrepienta ante Dios. Es su turno. Sus hijos, su esposa y Dios están esperando.