Welcome Back / Bienvenidos de Nuevo / Sugerencias o/y Aclaraciones pueden escribirnos a: comolosdeberea@hotmail.es o/y mcilids@hotmail.es “Nunca es mayor el hombre que cuando se halla en comunión y contacto con Dios” Martyn Lloyd-Jones ----- O ----- “El Evangelio es sólo buenas noticias cuando entendemos las malas noticias.” R.C. Sproul ----- O ----- “En la obra de Dios hecha en la voluntad de Dios nunca falta la provisión de Dios.” Hudson Taylor ----- O ----- "Aquellos predicadores que se rehúsan a hablar del pecado no tienen base para esperar que el Espíritu de Dios esté obrando entre ellos para llevar los hombres a Cristo." PAUL WASHER ----- O ----- La mayor evidencia de nuestra fe: “Aunque Él me mate, en Él esperaré." (Job 13:15) Oswald Chambers ----- O ----- El "evangelio" de la salud, la riqueza y la prosperidad se traga la belleza de Cristo con la belleza de sus regalos y convierte estos regalos en ídolos JOHN PIPER ----- O ----- “En el Día del juicio, tus oraciones y lágrimas no tendrán valor. Ellas no te servirán, el Juez no será conmovido: porque tú no le oíste cuando te llamó; sino que le despreciaste a Él y a sus ministros, y no dejaste tus iniquidades… Tú puedes decir que esto es entusiasmo y locura; pero, en aquel gran día, si tu no te arrepientes de tus pecados aquí, encontrarás que tus propios caminos eran locura” George Whitefield ----- O ----- "¿Qué lujuria es tan dulce y provechosa que valga la pena quemarse en el infierno por ella?" WILLIAM GURNALL ----- O ----- "Las ovejas pueden caer en el lodo; los cerdos se revuelcan en él." CHARLES H. SPURGEON ----- O ----- "Dejemos que la Biblia, toda la Biblia, y nada más que la Biblia, sea la regla de nuestra fe y práctica." J. C. Ryle ----- O ----- “Sólo hay dos clases de personas coherentes: los que gozan de Dios porque creen en Él y los que sufren porque no le poseen.” BLAISE PASCAL (1623-1662) ----- O ----- "Si tuviéramos que predicar a miles de personas año tras año, y nunca rescatar a nadie salvo un alma, aquella alma sería una recompensa completa por todo nuestro trabajo, porque un alma es de valor incontable." CHARLES H. SPURGEON. ----- O ----- “A menudo pensamos en la santidad como renunciar a los placeres del pecado por una vida digna y aburrida. Pero la santidad significa reconocer que los placeres del pecado son vacíos y temporales, mientras que Dios nos invita a disfrutar de placeres extraordinarios, verdaderos, plenos y ricos que duran para siempre.” TIM CHESTER ----- O ----- "La predicación del Evangelio siempre será locura a toda cultura. Cualquier intento de quitar la ofensa disminuye el poder del Evangelio." PAUL WASHER

lunes, 20 de junio de 2011

¿Realmente el Infierno es Eterno?


¿Realmente el Infierno es Eterno?

Un punto de vista del infierno que parece estar teniendo un fuerte resurgimiento hoy entre los evangélicos es el Aniquilacionismo. Hay ligeras variaciones, pero básicamente enseña que Dios finalmente esfumará a cada creyente de su existencia. Algunos aniquilacionistas dan lugar a la ira divina, pero no le permiten que se extienda más allá del lago de fuego. En otras palabras, no le permiten a Dios toda la fuerza de Su juicio, el cual es un tormento eterno y consciente. Para ellos, el lago de fuego es algo que consume por completo y finalmente destruye a los pecadores. Ya sea que vean la muerte como el fin, o si ven el infierno de tormentos como limitado en el tiempo, el resultado es el mismo: la negación de la infinitud del infierno.

“Espere un minuto”, usted protesta, “¿qué pasa con todas las referencias bíblicas a las llamas eternas y al castigo eterno? ¿No dice Mateo 25:46 que los impíos irán al castigo eterno, y los justos a la vida eterna?Buena pregunta. Por ninguna razón exegética buena, algunos aniquilacionistas han entendido la palabra “eternal” para referirse, no con una duración de tiempo, sino a la calidad del juicio de Dios. Es eterno en la calidad, a pesar de que tiene un fin. Otros Aniquilacionistas dicen que “eterno” se refiere a los efectos del juicio divino. Es decir, los resultados del juicio de Dios en la muerte –como en la extinction y aniquilación, el cual es un estado de no-existencia que dura eternamente.
 
Si usted está teniendo dificultades para doblegar su mente sobre esto, usted no está solo. Es difícil concebir a un pecador experimentando una cualidad eterna del juicio sin que dure para siempre. Mateo 25:46 enseña claramente que la duración del castigo y la vida son iguales, ambos eternos. John MacArthur ha dicho:
 
El castigo en el infierno se define por la palabra aionios, que es la palabra eterna o eterno. Hay gente a quien le gustaría volver a definir la palabra aionios y decir: “Bueno, realmente no significa para siempre.” Pero si haces eso con el infierno, lo habrás hecho con el cielo también, porque la misma palabra se usa para describer a ambos. Si no hay un infierno eterno, entonces no hay un cielo eterno. Y voy a ir un más allá. La misma palabra se usa para describir a Dios. Y por lo tanto si no hay un infierno eterno, entonces no hay un cielo eterno, ni hay un Dios eterno. Está claro que Dios es eterno, y, por tanto, el cielo es eterno, y así es el infierno. (John MacArthur, “Un Testimonio de Uno Sorprendido de Estar en el Infierno, 2a. Parte”)
 
Agustín en pocas palabras, lo estableció hace más de 1500 años: “Decir que la vida eterna será eterna, [pero que] el castigo eterno, vendrá a su fin es el colmo de lo absurdo”
 
Decir que pasajes como Mateo 25:46 se refieren a eternidad como una cualidad de juicio, pero no dicen nada sobre la duración, especialmente sin un apoyo exegético, es simplemente darlo por sentado. El significado de “eterno” en este pasaje es claro: es eterno.
 
Los Aniquilacionistas a veces explican “eternal” en el sentido de un efecto eterno. Dicen que las palabras como destrucción y muerte se refieren a algún tipo de desintegración o de ser consumido. Dios no atormenta a los malvados por toda la eternidad, Él simplemente termina con su existencia, y el efecto de ese acto singular de juicio dura para siempre. Como señalamos anteriormente, esto permitirá que Dios este airado, pero sólo por un tiempo. Decir que el castigo divino es eterno va demasiado lejos, es una forma de castigo cruel e inusual. Eventualmente, ellos creen que Dios esfumará a los impíos de la existencia, y que la condición de no-existencia durará para siempre.
 
Aparte del problema metafísico (¿Cómo puede algo que ya no existe decir que durará para siempre?), Hay un problema muy serio con la perspective del “cese de la existencia” que no tiene en cuenta a un Legislador que es infinito y eterno por naturaleza. La gravedad de un delito se mide, no sólo por la naturaleza del acto en sí, sino también en relación con el ofendido. Por ejemplo, si un hombre golpea a otro hombre en una esquina de la calle, este pueden sufrir algunas consecuencias –cargos de alteración del orden público, asalto, o lesiones. Sin embargo, si alguien golpea al Presidente de los Estados Unidos seguramente, cuando el Servicio Secreto termine con él, estará un buen tiempo en prisión.
 
Es como que los delitos cometidos contra un Dios santo. Puesto que una ofensa contra un legislador finito es finita, el castigo para satisfacer el delito es también finito. Ese es el principio detrás de Éxodo 21, ojo por ojo (vv. 23-25). Pero un delito contra Legislador eterno e infinito no es finito, es infinito y eterno. Corresponde al juez el determinar la gravedad de la infracción en sí, por ejemplo, decir una mentira “blanca” contra al cometer un homicidio, pero la naturaleza de la infracción se mide según la naturaleza de Dios que es santo y eterno. Del mismo modo, Dios, que es perfecto en justicia, determina la justicia exige una infracción. De acuerdo a Su Palabra, el castigo por un delito contra un Dios santo es el tormento eterno en el infierno.
 
A nivel humano, es comprensible cuando la gente retrocede de la enseñanza de la Biblia acerca del tormento eterno. Es una doctrina absolutamente horrible y terrible. Es imposible concebir un delito tan grave-incluso los crímenes de la gente famosa como Hitler, Stalin, Pol Pot, Mao, y Osama bin Laden -como para merecer la agonía eternal e insoportable descrita en la Biblia. Pero eso demuestra lo poco que entendemos la pecaminosidad del pecado, por una parte, y la santidad de Dios por la otra.
 
Los caminos de Dios son más altos que nuestros caminos y sus pensamientos son más altos que nuestros pensamientos, no podremos comprenderlo (Isaías 55:8-9). De una manera incómoda conmovedora y penetrante, la doctrina del infierno eterno confronta nuestra lealtad, revela nuestra verdadera autoridad, y pide que dejemos de lado lo que parece razonable para nosotros y la confianza en el justo juicio de un Dios santo. Cuando aceptamos las doctrinas duras de la Biblia, se convierte en una de las evidencias más importantes de la verdad: la fe dada por Dios.
 
La doctrina bíblica de un infierno eterno nos da una razón más para alabar a Dios por el Evangelio. Tomó una persona eterna para satisfacer una pena de eterna contra el pecado, que descalificó toda la raza humana, excepto una persona: Jesucristo. Él es el Hijo del hombre y el Hijo eterno de Dios. Cuando Jesús dio su vida, su sacrificio satisfizo todas las exigencias de la justicia divina. Para aquellos que confían en Jesucristo como su sustituto, su muerte ha cumplido con la eterna ira de un ser eterno y Dios justo. Él llevó nuestro castigo en su cuerpo, absorbiendo la ira eterna de Dios. Pero para aquellos que no abrazan a Cristo, son abandonados a sí mismos- estos llevarán el pecado de sus delitos en contra de un Dios eterno, y sufrirán por ello eternamente, nunca serán capaces de satisfacer Su ira eterna.
 
Espero que la doctrina del tormento eterno le despierte. Que os llene de alabanza a Dios por haberle salvado del castigo eterno, para darle vida eterna en su lugar. Puede humillarte cuando te das cuenta que no están recibiendo lo que mereces. Y puede encender en ti una pasión por anunciar el Evangelio a los pobres almas que no son conscientes del terror que les espera fuera de la misericordia de Dios.
 
 
Travis Allen
 
Tomado de aquí